El viernes pasado ocuparon un predio del barrio La Bastilla, en la localidad de Rafael Castillo, donde se tiene proyectado la construcción de más de 300 viviendas sociales, en las que se localizarán familias que hoy viven en villas de emergencia.

La organización reclama que el inicio de las obras se encuentra atado a la firma de un convenio entre la Municipalidad y la Provincia. Según explicaron, el año pasado la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), integrada por el Movimiento Evita y otras organizaciones sociales, firmó un compromiso con el Gobierno provincial para reactivar 20 mil obras de viviendas sociales, las cuales serían terminadas por las cooperativas de trabajo.

En diálogo con Matanza Digital, el referente del Movimiento Evita de La Matanza, Alberto Fernández, recriminó no haber sidos recibidos por ninguna autoridad del Distrito. “Después de la movilización del viernes pasado esperábamos algún tipo de llamado de la Vicejefatura de Gabinete para ver como continuábamos y evidentemente o están muy abocados a otra tarea o no tienen intenciones de que se reinicie la obra”.

“Nuestro objetivo es movilizarnos para que se reinicie la obra para darle trabajo a cientos e compañeros que no tienen como ganarse la vida”, explicó el dirigente en medio del corte que se desarrolla en Ruta 3 y Da Vinci. Según explicó, en este momento, miembros de la organización se encuentran en una reunión en el Instituto Provincial de la Vivienda en La Plata para lograr un acuerdo.

En caso de no lograrse una conciliación entre las partes, desde el Evita no descarta nuevas medidas de fuerza. “La semana que viene nos uniremos con más organizaciones y vamos a cortar todos los accesos más importantes de La Matanza hasta que no se tenga una respuesta”.