En el marco del Día Internacional de la Mujer, buscando voces de personas involucradas en la lucha social, Matanza Digital se puso en contacto con el Refugio de mujeres Uguet Mondaca, que se ubica en la zona sur del conurbano bonaerense.

Fue fundado, entre otras, por Nancy Uguet, ya fallecida, y su trabajo de protección a mujeres víctimas de violencia de género ya lleva 19 años. “Convocamos a toda la sociedad a comprometerse a ser parte de este cambio para eliminar este flagelo de la violencia de género que es mundial”, pidieron desde el Refugio.

“Hoy no es un día de festejo, hoy es un día de lucha de las mujeres al que también deberían acompañar todos los hombres porque la lucha tiene que ser colectiva“, expresó Marcela Morera, una de las fundadoras del refugio y madre de Julieta Mena, la chica asesinada por su ex pareja en Ramos Mejía en 2015.

“Nuestro pedido al Estado tiene que ver con el basta: basta de la invisibilización, de no tomar las denuncias, de que las comisarias de la Mujer o las comisarías comunes no siempre estén atentas a tomarlas, de que en los juzgados sea tanta la burocracia que las mujeres terminen cansándose y no siguiendo una denuncia”, detalló Marcela.

También reflexionó sobre las medidas de prevención y explicó que “hay que entender que las restricciones perimetrales o el botón antipánico podrían ser útiles pero no son infalibles” porque “una perimetral es un papel firmado por un juez, pero es un papel que un violento no respeta; si no respeta la vida de una mujer, menos respeta a un juez o una jueza“.

Por otra parte, en relación a la Justicia, reclamó más atención ya que “tenemos mujeres con diez o quince denuncias a un hombre y no se hace absolutamente nada hasta que esta mujer es asesinada”, por lo que pidió “unificar las denuncias, también las de hombres que tienen denuncias de diferentes mujeres, que muestra que ha sido violento con toda mujer con quien ha estado”.

Además, sobre otra parte de la cadena, Marcela propone que “todo agente estatal o de una fuerza de seguridad que no cumpla con su función de tomar denuncias por violencias de género, debería ser sumariado y penalizado o desplazado de su cargo público”.