De cara a las discusiones originadas por el programa establecido por el Gobierno a través del cual elaboró una lista de productos de consumo básico que no podrán aumentar sus precios hasta enero, desde distintos sectores se mostraron a favor de la medida y pidieron un control estricto para garantizar su cumplimiento.

Desde la Asociación de Defensa de Usuarios y Consumidores (ADDUC), su Presidente Osvaldo Bassano afirmó sobre el congelamiento de precios que “no sólo apoyamos, sino que solicitamos la máxima dureza para aquellos que no lo cumplan”. Además, expresó que “queremos que se termine esta especulación que significa exclusivamente la destrucción del patrimonio de los consumidores”.

Por otra parte, Julián Moreno, Presidente de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME), pidió que la misma medida de congelamiento se aplique a productores y “así toda la estructura pyme podría acompañar a esta medida del Gobierno con volúmenes de producción que permitan compensar los posibles desabastecimientos de las grandes empresas que se oponen”.

En cuanto a la Provincia de Buenos Aires, el titular de la Defensoría del Pueblo, Guido Lorenzino, afirmó que el organismo va a controlar los precios y que está habilitado un canal para realizar denuncias por incumplimientos. Además, pidió “cuidar el bolsillo de los y las bonaerenses”.

A su vez, diferentes intendentes bonaerenses como Mario Secco (Ensenada), Lucas Ghi (Morón), Federico Achával (Pilar) y Andrés Watson (Florencio Varela,) expresaron públicamente que estarán controlando los precios en sus territorios. Fernando Espinoza aún no confirmó si hará lo propio en La Matanza.