Con estrictos protocolos sanitarios y preparativos para evitar contagios de Coronavirus, hoy volvieron las clases presenciales en toda la Provincia de Buenos Aires. Se inició el ciclo lectivo 2021 con grupos de alumnos según la capacidad de cada escuela.

Entre los protocolos establecidos por la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense, se detalla que los pupitres deben estar a una distancia no menor a 1,5 metros entre sí y que la separación entre alumnos o alumnas y docentes debe ser siempre de 2 metros, salvo el acercamiento para alguna explicación, que debe ser máximo de 15 minutos.

También se debe garantizar que se sanitizará y desinfectará el aula luego de cada clase, mientras que se pide a los alumnos y alumnas que higienicen sus manos, además de la correcta utilización del tapabocas como requisito fundamental.

Por otro lado, se decretó que si hubiera un caso sospechoso de Covid-19, las escuelas no se cerrarán, sino que se aislará al alumno, alumna o docente y a todo el grupo que haya compartido aula hasta que se confirme o descarte la sospecha. En caso de ser positivo, deberán cumplir aislamiento por 14 días todos sus contactos estrechos.

Las clases comenzaron sin problemas porque los gremios docentes aceptaron la oferta salarial realizada por el gobierno provincial del 32%, repartido en los meses de marzo, julio y septiembre. Las sumas se incorporarán al salario básico para que impacte en la escala salarial docente.