Tras dos semanas de polémica por el rechazo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a las clases virtuales, encabezado por el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, la Corte Suprema de Justicia se expidió a favor de continuar con la presencialidad a pesar de los casos de Coronavirus.

El máximo tribunal de justicia del país argumentó que “corresponde a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires —al igual que a las provincias— la atribución para decidir sobre los modos de promover y asegurar la educación de sus habitantes”, en referencia a la autonomía de la Ciudad.

Cabe recordar que el decreto ordenado por el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, establecía la suspensión de las clases presenciales en el Área Metropolitana de Buenos Aires para disminuir el contagio de Coronavirus, que en esta segunda ola batió récords diarios de nuevos casos y de fallecimientos.

En su voto, el juez Carlos Rosenkratz afirmó que “se hace lugar a la demanda respecto del planteo referido a que en el caso concreto se violó la autonomía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, tras la decisión de la suspensión de clases dictada por el Gobierno Nacional de la República Argentina.

Por su parte, el Presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, expuso que “esta situación de excepción, que habilita la restricción, no puede producir, sin embargo, una afectación esencial del derecho [a la educación]. Ello ocurre cuando la medida es reiterada
en el tiempo o implica una profundización irrazonable de las restricciones que impidan el acceso a la educación de calidad.”