Foto: Carlos Brigo/cbri (Télam)

El Hospital Balestrini, que se encuentra ubicado en Monseñor Bufano (Ruta 4) y El Hornero (Ruta 21) en Ciudad Evita, sumó dos camas de cuidados intensivos para llegar a 16 y habilitó un nuevo sector con el mismo equipamiento con cinco camas más, por lo que ahora dispone de 21 unidades.

El centro de salud, cuenta con 221 camas operativas, de las cuales 80 están ocupadas con enfermos de coronavirus. Cabe destacar que fue uno de los primeros hospitales en recibir pacientes con COVID-19, pero dos semanas antes de eso desarrolló un protocolo de adecuación para enfrentar la pandemia en articulación con el Ministerio de Salud provincial y desde entonces realizaron 1.732 hisopados, 968 de los cuales resultaron positivos.

Este nosocomio recibió su primer paciente infectado el 6 de marzo, tres días después de que se confirmara el primer diagnóstico positivo en el país en un hombre que regresó de un viaje a Europa, pero desde febrero se preparaba para enfrentar la pandemia, dijo a Télam Liliana Álvarez, directora ejecutiva del hospital.

Dra. Liliana Álvarez.
Dra. Liliana Álvarez. Directora ejecutiva del hospital. Foto: Carlos Brigo/cbri

“Al principio recibíamos los casos sospechosos de Covid de los operativos de detección que se realizaban en (el aeropuerto de) Ezeiza; en ese primer momento el síntoma disparador era la fiebre, entonces lo primero que hicimos fue, tanto en la guardia pediátrica como en la de adultos, separar a los pacientes febriles del resto”, explicó.

Álvarez, quien es médica cirujana y trabaja hace 30 años en el área de salud pública del municipio, destacó que están en “permanente contacto” con las autoridades sanitarias nacionales y provinciales, ya que el coronavirus “es algo nuevo, las recomendaciones y protocolos van variando con el correr del tiempo y también, claro, los recursos según la cantidad de casos”.

En este sentido explicó que “al día de hoy todos los pacientes son asumidos como sospechosos de Covid por la circulación comunitaria” y señaló que “si presentan síntomas se les hace el hisopado, si indican que tuvieron contacto estrecho con un positivo se refiere como positivo sin necesidad de hisoparse y se les pide que cumplan el aislamiento”.

Por la cantidad de contagios diarios, Álvarez precisó que tuvieron que suspender “la atención programada de los consultorios externos, solo se mantuvo la demanda espontánea y algunas áreas puntuales, pero no damos turnos porque todos los consultorios se convirtieron en habitaciones, para pacientes Covid”.

En esos consultorios con baño se colocaron dos camas con una división en el medio de polietileno de alta densidad, y allí se ubican a pacientes con Covid-19 con patología similares, es decir que se hacen “cohortes” para que sea “más práctica” la atención médica.

“Las visitas no están permitidas, aunque se está trabajando en un protocolo para habilitar algunas, con los cuidados pertinentes en los casos en los que las internaciones son largas, o se presentan cuadros de angustia extrema ante el aislamiento”, afirmó la médica.