Luego de las irregularidades detectadas en la venta de la minera Dominga, donde se lo acusa de haber beneficiado económicamente a su familia, el Presidente de Chile, Sebastián Piñera, quedó al borde del juicio político. Es que Diputados aprobó por mayoría el inicio del proceso que podría destituirlo de su cargo.

La acusación por parte de la oposición llegó después de la revelación reflejada en los Pandora Papers, en la que figura un paraíso fiscal en Islas Vírgenes en medio de la negociación. La Cámara de Diputados aprobó el juicio político con 78 votos a favor, 67 en contra y 3 abstenciones.

De esta manera, será el Senado quien termine de definir si se realiza o no el proceso contra el mandatario, quien mientras tanto seguirá en funciones pero no podrá salir del país sin la autorización del Congreso. Además, la votación de los senadores se realizará pocos días antes de las elecciones presidenciales.

Piñera fue Presidente de Chile en su primer mandato entre 2010 y 2014 y ahora está a pocos meses de culminar el segundo período, que fue iniciado en 2018 y terminará en marzo de 2022. En caso de ser destituido el mandatario, el Congreso deberá elegir el sucesor, ya que en el país vecino no existe la figura del Vicepresidente.