Se trata de dos empleados de seguridad de la empresa “Comprivada”, encargada de la custodia del banco, que actuaron como entregadores, dos choferes y un hombre que ofició como “campana” en el robo a la sucursal del Banco Nación de la calle Rivadavia y 9 de Julio, en pleno centro de Morón, de donde se llevaron 100 mil pesos y 50 mil dólares.

Las detenciones se concretaron tras una serie de allanamientos realizados por la Policía Federal en las localidades de Rafael Castillo e Isidro Casanova de La Matanza. Además de las detenciones, se secuestraron teléfonos celulares y documentación que permitirá profundizar la investigación para dar con otro delincuente que permanece prófugo de la Justicia.

Intervino en la causa el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 3, a cargo de Néstor Barral, a través de la Secretaría N° 9 de Leonardo Cano.