Héctor Gabiani, presidente del Centro de Comerciantes de San Justo, señaló que a pesar que las ventas fueron “mejores que otros días, no superaron lo esperado”. Los comerciantes matanceros abrieron sus locales el feriado del viernes y propusieron ofertas y descuentos, pero no alcanzó y el resultado no fue el esperado.

En diálogo con el programa El día de Mañana, que se emite por Radio Universidad, Gabiani consideró que “no es fácil superar lo vendido dos o tres años atrás en número de productos”, y que si “se ha vendido bien” no fue “en términos de cantidad, sino en valor de moneda”.

En términos de precios, el referente señaló que “los comerciantes acordamos que hay que remarcar lo menos posible porque, de otro modo, vamos a perder al cliente y vamos a perder contra la competencia, porque la venta viene muy baja en todos los rubros”. Los costos, sin embargo, aumentaron considerablemente, provocando el cierre de algunos locales. Al respecto, Gabiani señaló que “los locales que se fueron se han ido por distintas circunstancias: muchos se asustaron con los tarifazos y a otros le afectaron realmente, ya que son altísimos los costos; y, en segundo lugar, algunos propietarios han aumentado a precios altísimos los alquileres, sin medir las consecuencias, y han pedido más de lo que corresponde”. El alquiler de un local en el centro de San Justo arranca, según la entidad, entre 30 mil y 40 mil pesos por mes.

Los números de la CAME

Según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, las cantidades vendidas por los comercios minoristas por el Día del Padre 2016 cayeron 7,5% frente a igual fecha del año pasado. Si bien los comercios lanzaron desde principio de semana descuentos de hasta 50%, promociones 2 x 1, y hasta 18 cuotas sin interés, para captar las ventas, la entidad destacó que “no alcanzó”.

Por medio de un comunicado, CAME indicó que “a diferencia del año pasado donde de rebote el público adquiere otras cosas, especialmente indumentaria femenina y de chicos, hubo menos compras adicionales más allá del regalo del padre que otros años. El público fue a comprar su obsequio y trató de no mirar mucho más”.

 

La entidad señaló que el factor climático y los feriados deberían haber funcionado como factores a favor de un aumento en las ventas, pero en términos macroeconómicos “el ticket promedio este año se ubicó en $480, un 23% por encima del año pasado, cuando la inflación anual supera al 40%”. La estimación marca la “fuerte caída en las ventas, ya que el consumidor no solo compró menos unidades de productos, sino también más económicos”, concluyeron.