La Secretaría de Salud de la ciudad de Río de Janeiro informó de un aumento de hospitalizaciones en todas las franjas etarias del 10%, y es la primera vez desde febrero que la cantidad de muertos aumenta entre los mayores de 60 años.

“Tenemos un pico de casos en Río de Janeiro en 2021; en este año nunca tuvimos un número tan grande de personas con Covid-19 como ahora. Eso es muy preocupante, tenemos la variante Delta, que ya representa la mitad de los casos de la ciudad”, afirmó en rueda de prensa el alcalde Eduardo Paes.

Pese a que el 70% de los habitantes cariocas ya están vacunados con al menos una dosis, Paes advirtió a la población por la llegada de una nueva tercera ola.

“Nuestro llamado a los cariocas: si hay un aumento de casos, podemos volver a tomar nuevas medidas restrictivas”, dijo.

El pasado 6 de agosto la media diaria de positivos alcanzó su máximo en lo que va de año (1.425), superando el pico de 1.371 casos al día registrado en marzo, según informó la agencia de noticias Sputnik.

Pese al aumento de los contagios, no se está detectando una suba de los fallecimientos, debido al avance de la campaña de vacunación.

La nueva variante ya corresponde al 53,7% de los casos confirmados de la enfermedad en Río de Janeiro, según datos de la Secretaría Municipal de Salud.

Paes resaltó que Río es el “epicentro” de la variante Delta en Brasil y por eso exigió que el Ministerio de Salud nacional, que ahora dará prioridad a las regiones más atrasados en la inmunización, continúe enviando vacunas.

En las últimas 24 horas, Brasil registró 36.315 nuevos casos de coronavirus y 979 fallecimientos.