Foto: Matanza Digital

De cara a las próximas elecciones legislativas que se llevarán a cabo en poco más de una semana, uno de los precandidatos del Frente de Izquierda en la Provincia de Buenos Aires, Alejandro Bodart, denunció irregularidades en la distribución de las boletas de su partido y se reunió con quienes estarán fiscalizando.

El referente de la izquierda estuvo en San Justo y expresó ante la prensa que “enviamos por demás nuestras boletas a los centros de distribución y no llegan, o primero aparecen y luego desaparecen”, además de que advirtió “muchos aprietes para fiscalizar porque patotean a los fiscales y luego no los dejan entrar en las escuelas”.

“Fiscalizar es muy importante porque estamos convencidos de que vamos a hacer una gran elección”, expresó Bodart, aunque reconoció la dificultad ya que “este sistema de votación es funcional a las fuerzas oficialistas para mantenerse en el poder”. Con críticas al kirchnerismo y a Juntos, aseguró que la izquierda es “la tercera fuerza socialmente”.

“Llamamos a la gente a que castigue pero no con voto en blanco sino con la positiva porque hace falta una izquierda fuerte y poderosa”, pidió el precandidato que enfrentará a Nicolás Del Caño y Romina Del Plá en la interna del FIT. “Queremos disputar el poder real para abrirnos y que puedan venir todos los desencantados”, detalló.

La Matanza

La lista encabezada por Bodart y Vilma Ripoll tendrá como precandidata a concejala en La Matanza a Ana Paredes Landman, quie aseguró estar “orgullosa de la campaña realizada” por “haber podido escuchar de primera mano las problemáticas de los vecinos de las distintas localidades del distrito”.

“Hay algunos ejes que son transversales: hay una sensación y una situación de abandono y de olvido en los barrios más populares de La Matanza”, expuso la referente juvenil, que agregó que los vecinos más postergados “hace décadas vienen reclamando lo mínimo, como es un asfalto, una luz, el servicio de agua potable, cosas básicas que no se han resuelto”.

Respecto a las recorridas por los barrios, Paredes Landman contó que “estamos construyendo, no vamos a pedir el voto sino que los ayudamos a que se organicen, nos organicemos y que esto continúe después del 12 de septiembre”, tras lo que se mostró optimista al notar “una apertura de la gente hacia las ideas de la izquierda”.