En continuidad del plan de vacunación contra el Coronavirus, que fuera iniciado a fines de diciembre de 2020, el Gobierno Nacional anunció la llegada de 200.000 vacunas del laboratorio CanSino, de origen Chino, que rápidamente serán distribuidas a lo largo y ancho del país.

La particularidad de esta vacuna es que sólo consta de una dosis y no requiere ser congelada, por lo cual se facilita la logística de su distribución. Por esas características, serán utilizadas para “alcanzar a aquellas poblaciones de difícil acceso”, según informó el Ministerio de Salud de la Nación.

En un comunicado, la cartera sanitaria que encabeza Carla Vizzotti explicó que esas poblaciones son compuestas por “personas en situación de calle, migrantes, refugiados y otros colectivos dispersos”, para lo que se destinaron especialmente estas vacunas con las que “se logra reducir las barreras logísticas”.

De esta manera, Argentina ya recibió 57.207.120 vacunas contra el coronavirus desde el inicio de la campaña. De ese total, 15.000.920 son Sputnik V; 15.594.200 son del laboratorio AstraZeneca; 22.912.000 del laboratorio Chino Sinopharm; 3.500.000 de Moderna, de Estados Unidos; y las 200.000 de CanSino recientemente recibidas.