Como respuesta a la masiva disposición de las renuncias de una serie de ministros de su gabinete, el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, envió un mensaje público para calmar las aguas y agradeció el apoyo recibido por parte de dirigentes, funcionarios, organizaciones sociales y sindicatos.

Fernández reconoció que “tenemos que dar respuestas honrando el compromiso asumido en diciembre de 2019 de cara a la sociedad” y marcó la cancha al afirmar que “no es este el tiempo de plantear disputas que nos desvíen de ese camino”, en referencia a las diferencias políticas dentro de la coalición de gobierno.

“Nuestro mayor desafío es continuar el proceso de reactivación ya iniciado, promover el empleo y garantizar la educación y la salud de nuestro pueblo”, continuó en la misiva, donde agregó que “en cada acción que llevemos adelante, en cada decisión, ese debe ser nuestro norte”.

Se refirió, por otra parte, a la cancelación de actos programados en su apoyo y expresó que “prefiero que toda esa fuerza que implica una movilización de esa magnitud se canalice para construir la épica militante que ayude a argentinos y argentinas a desentrañar el dilema que se nos plantea en noviembre”.

También mostró su autoridad como Presidente de la Nación y aseguró que “la gestión de Gobierno seguirá desarrollándose del modo que yo estime conveniente” porque “para eso fui elegido” y garantizó que seguirá trabajando “llamando siempre al encuentro entre los argentinos”.

Por último, llamó a sostener “la unidad del Frente de Todos a partir del respeto que nos debemos” y propuso dejar las diferencias de lado cuando sentenció que “es tiempo de que nuestra única obsesión sea promover la prosperidad de los hombres y mujeres de nuestra Patria”.

Aquí el comunicado completo:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Alberto Fernández (@alferdezok)