Luego de las denuncias realizadas por los vecinos la semana pasada acerca de olores nauseabundos en distintos barrios de La Matanza, la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR) informó que clausuró una empresa que había arrojado desechos en las alcantarillas y provocado dicha situación.

Se trata de una empresa dedicada al guardado de camiones atmosféricos establecida en Rafael Castillo, la cual fue inspeccionada por personal de ACUMAR, Policía Ecológica y Defensa Civil. Allí se constató que la empresa había arrojado los líquidos en las cloacas de manera irregular, lo que causó la emanación de los fuertes olores.

Según detallaron desde el organismo, la empresa fue clausurada totalmente de manera preventiva y pidieron que los vecinos y vecinas denuncien en el caso de que vuelvan a detectar situaciones del mismo tipo. Se puede hacer a través de la página web de ACUMAR informando los datos del lugar donde ocurren los hechos.

Cabe recordar que, a pesar de los olores nauseabundos que se sentían salir desde los alcantarillados, una inspección de AySA había confirmado que los desechos no habían ingresado a las tuberías de agua y, por lo tanto, el agua potable de consumo no corría riesgo de estar contaminada.