El debate por el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo se instaló en la Cámara de Senadores, en lo que ya promete una alta polarización entre quiénes apoyan la medida y quiénes están en contra. La definición podría realizarse en julio.

Un tercio de la Cámara Baja es opositor al proyecto: al menos 27 senadores están en contra de la propuesta. En la otra vereda, entre los que se manifestaron a favor de la ley, figuran los jefes de los principales bloques del Senado: Luis Naidenoff (Cambiemos) y Miguel Pichetto (PJ).

Otros senadores, como el oficialista Humberto Schiavoni (Pro) o Pino Solanas (Proyecto Sur), también apoyarán la medida. El bloque de Unidad Ciudadana, en tanto, ya anunció a través de las redes sociales que tras la reunión convocada por el jefe del bloque, Marcelo Fuentes, la totalidad de sus miembros (8 en total) se pronunciarán a favor.

“Habrá un efecto imparable y la ley va a salir del Senado. Tengo confianza en que la ley va a salir”. Ese fue el pronóstico que hizo el jefe del bloque justicialista de Unión Federal, Miguel Ángel Pichetto, en declaraciones a la prensa en la Cámara alta. Más medido, desde el titular del interbloque de Cambiemos, Luis Naidenoff, consideró que “no hay un final anunciado”.