Según lo informado por el ejecutivo local, a través de sus redes sociales oficiales, a partir de febrero será obligatorio el uso de termógrafos en las heladeras de los hipermercados, supermercados y autoservicios minoristas del distrito.

De esta manera, los comercios habilitados que refrigeren alimentos perecederos deberán adquirir e instalar de forma obligatoria un termógrafo y/o termómetro digital en sus heladeras y cámaras frigoríficas con el fin de medir la temperatura de manera periódica y supervisar el cumplimento de la cadena de frío.

La implementación

La sub secretaria general de planificación operativa y control comunal del municipio, la Dra. Rocío Sol Giussi, detalló que “los termógrafos van aplicados a heladeras que tengan alimento no perecederos” para así poder controlar que éstos no pierdan la cadena de frío y mantener su estado optimo para el consumo.

Por otra parte, el representante de la empresa COTO, Alejandro Kafka, aseguró que “podemos aportar desde nuestro lado, todo nuestro conocimiento y todo lo que nosotros hacemos” en lo que respecta al control de los equipos de frío “en las heladeras de nuestras sucursales”.

Así mismo, el presidente del Centro de almaceneros, autoservicios y supermercados de La Matanza, Antonio Carbone, destacó la medida anunciada. “Me parece correcto que la determinación la haya tomado el municipio. Esto es algo muy importante para el público consumidor”, concluyó.